Política

El denunciante de la Gürtel insiste en que Rajoy es su "responsable político"

Peñas, el exconcejal clave a la hora de destapar la trama, declara como procesado en la Audiencia

408
Mar, 13 Dic 2016

El macrojuicio por la Gürtel en la extensión de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares (Madrid) ha llegado este martes 13 ha un momento decisivo: la declaración del exconcejal de Majadahonda José Luis Peñas. Es decir, la persona que con su entrega a la Policía y a la Fiscalía de horas y horas de grabaciones ocultas a la trama inició la investigación que ha acabado en este juicio. Las sesiones han ido configurando dos protagonistas principales en torno a este juicio: uno Francisco Correa como jefe de la trama y otro Peñas como denunciante, y ambos han tenido ya algunos roces durante el juicio y en sus aledaños mediáticos, por ejemplo en torno al coche que el primero puso a nombre del segundo, un Mini. Correa, que no quería bienes a su nombre por lo que pudiera pasar, puso su coche a nombre de Peñas hace años y es éste último el que recibe las multas. Hasta el momento, Correa y Peñas son, de las que personas que han tenido que declarar en el juicio, los dos que se han mostrado más firmes ante los titubeos de otros de los procesados.

Rajoy, "responsable" por mirar hacia otro lado
Antes de entrar al juicio, Peñas ha insistido a los medios en que Mariano Rajoy es el "responsable político" de lo ocurrido en la Gürtel porque sabía lo que estaba pasando y miró "hacia otro lado". Algo que ya había adelantado en una entrevista a ELPLURAL.COM. También ha confirmado que la red se enriqueció porque estaba "integrada" en el PP. 

La decisión de grabar la trama 

Peñas está respondiendo en esta primera jornada de su declaración a las preguntas de la Fiscalía. Ha pasado así desde su amistad con Correa durante años a la decisión de grabar ocultamente a la trama ante lo que estaba viendo. "Tenía que elegir, era un funcionario, podía haberme metido hasta el fondo en la trama...". Pero eligió grabar. Ha bromeado con que le hubieran presentado como alguien del CNI y explica que cogió unas grabadoras que tenía por casa y que las ocultó durante meses. Entregó a la Policía "unas 18 horas" de unas 80 en total, algunas duplicadas, otras las destruyó directamente por su carácter íntimo y personal. 

El negocio: intermediarios de suelo
El exconcejal de Majadahonda ha explicado también que accedió a poner a su nombre el Mini de Correa porque quería que fuera "una prueba más". Ha explicado que el tuvo conocimiento de contratos de la trama con Administraciones controladas por el PP en la Comunidad de Madrid, Ayuntamientos de esta región y en Valencia. Apuntó que la trama actuaba "siempre de intermediarios" en operaciones de suelo, los Ayuntamientos "licitaban y luego tenían su tanto por ciento". "Todos ganaban", explicó. La organización de actos y eventos era la menor de las fuentes de ingresos de las empresas de Correa. 

El círculo social: "Todos hemos visto la boda Aznar"

En un momento dado Peñas ha definido a los miembros de la trama, empezando por Correa, "el que llevaba la nave", mientras que Pablo Crespo era "el segundo" del barco. José Luis Izquierdo era alguien "taciturno" que casi no aparece mencionado en las grabaciones y Antonio Villaverde era la persona que "sacaba el dinero" al extranjero de la trama. Sobre las influencias sociales de Correa sentenció que "todos hemos visto las imágenes de la boda de la hija de Aznar" y subrayó que el empresario era alguien muy bien situado socialmente. 

"La tarta iba disminuyendo"
Durante la sesión se fueron reproduciendo algunos audios de las grabaciones y Peñas las fue explicando. Citó a Teconsa, Hispánica o Martinsa como algunas de las empresas con las que hacía negocio Correa. También explicó el procedimiento por el cual el dinero que llegaba a Génova 13, la sede nacional del PP, se fue reduciendo porque los intermediarios se iban quedando cada vez más: "La tarta iba disminuyendo". El juez aquí matizó que se estaba aludiendo a otras causas relacionadas [como la de Luis Bárcenas y la caja B del PP] y que era relevante para la causa pero que fuera conciso. 

La trama, los mítines, Aguirre y Botella
El exconcejal ha tenido que adentrarse a preguntas de la Fiscalía en los negocios de la trama en Majadahonda, donde fue concejal y donde el excalcalde Guillermo Ortega creó presuntamente empresas con testaferros para ocultar el espectacular incremento de su patrimonio, apuntando que mientras estaba en el Ayuntamiento desconocía la existencia de esas sociedades.

Explicó Peñas que en 2003 el procesado Alberto López Viejo tuvo un "papel fundamental" en la campaña electoral de Esperanza Aguirre, de hecho la popular le puso al frente de todo el dispositivo. Sobre actos electorales organizados por la trama también ha asegurado que Ana Botella no quería ningún evento en el que no estuviera Álvaro Pérez 'El Bigotes', al que Peñas definió como alguien que no le era simpático pero "muy trajador".      

Majadahonda
El exconcejal ha tenido que adentrarse a preguntas de la Fiscalía en los negocios de la trama en Majadahonda, donde fue concejal y donde se la imputan varios delitos. El excalcalde Guillermo Ortega creó presuntamente empresas con testaferros para ocultar el espectacular incremento de su patrimonio y Peñas ha asegurado que mientras estaba en el Ayuntamiento desconocía la existencia de esas sociedades. Ha asegurado que sus funciones eran "de apoyo" al alcalde Ortega y era "miembro de confianza" como el resto de miembros dedel Gabinete del alcalde, aunque luego como concejal la relación con el regidor fue mucho menor. También ha subrayado que como edil "nunca" autorizó pagos por servicios no realizados y sobre apuntes contables de la trama con su nombre ha dicho desconocer quién los hizo y por qué.  Aseguró desconocer también facturas de la trama -requisados durante la investigación- por servicios prestados al Ayuntamiento de Alcorcón, aunque sí recordaba los reportajes fotográficos demandados por el alcalde. Apuntó que al ser facturas de la trama los técnicos municipales deberían explicar si correspondían a servicios prestados o no. Insistió en que no tenía "ni idea" de a qué correspondían los apuntes contables de pagos de la trama en los que figuraba su nombre junto a Boomerang Drive.