Opinión
Pedro Sánchez, nuevo secretario general del PSOE, durante el acto de clausura del Congreso Federal del partido, celebrado en Madrid.
Pedro Sánchez, nuevo secretario general del PSOE, durante el acto de clausura del Congreso Federal del partido, celebrado en Madrid.
|
Fuente
:
EFE

Pedro Sánchez: Este partido lo vamos a ganar

El secretario general del PSOE se prepara para desplazar a un Gobierno que “corrompe todo lo que toca”

156
Dom, 18 Jun 2017

El PSOE de Pedro Sánchez  se dispone a coordinar las “fuerzas del cambio” en el Parlamento, para poner punto final al Gobierno de Mariano Rajoy Brey. Desde una  oposición de Estado, el PSOE estará frente a este Ejecutivo “que corrompe todo lo que toca. La Constitución también.”

Unas palabras graves que resultaron creíbles, ya que hace tiempo que no asomaba el brote de ilusión exhibido ayer en el 39º Congreso socialista, en la sesgada, manipulada y degradada vida política de este país. Situado como la izquierda de gobierno, el mensaje del secretario general  no pudo ser más nítido.

El proceso de primarias vivido en el PSOE “legitima” a toda la organización, y ésta trabajará unida a aquellos que un 15-M gritaron no nos representan, porque ahora sí “hay una izquierda rigurosa” que no tiene miedo al cambio.

Sánchez se comprometió a trabajar para diseñar soluciones justas, ejemplares, que busquen el bien común. Poco tardó el secretario general socialista en proclamarse, simultáneamente, a favor de España y del catalanismo, en medio del aplauso general. El PSOE, dijo, será capaz de encontrar sitio para Cataluña en un Estado Federal que exprese su plurinacionalidad.

El Partido Popular no tiene pudor en utilizar cualquier bajeza para mantenerse en el poder

Pero, atención, Pedro Sánchez, va a toparse ante la gente artera del Partido Popular, que no tiene pudor en utilizar cualquier bajeza para mantenerse en el poder. Ocurrió con el tamayazo, cuando dos tránsfugas, a instancias del PP,  regalaron la presidencia de Madrid a la muy poderosa y derechosa Esperanza Aguirre,  según ha explicado  con pelos y señales Francisco Granados, hombre entonces de la máxima confianza de Aguirre que, incluso, tuvo el encargo de “investigar” lo sucedido.

Ahora, Granados cuenta estas cosas tras una larga estancia en prisión, y sostiene que la “operación” para hacer imposible un Gobierno socialista en la Comunidad de Madrid, costó entre dos y cinco millones de euros. ¿Qué no harán ahora para mantenerse en la Moncloa? Pero, conste Pedro, que este partido lo vamos a ganar.

 

 

Enric Sopena es Presidente Ad Meritum y fundador de ELPLURAL.COM