Economía
Lámpara con el logo de Gas Natural Fenosa. EFE/Archivo
|
Fuente
:
Archivo

Gas Natural Fenosa paraliza el corte de luz a 21.000 clientes en España

Es la primera empresa que crea una unidad específica para seguir a los clientes con graves problemas económicos

18
Vie, 21 Abr 2017

Gas Natural Fenosa creó hace tres meses una unidad específica con una plantilla de 60 personas para centralizar toda la información sobre clientes con problemas para pagar la electricidad y tener una interlocución fluida con los Servicios Sociales de Ayuntamientos y Diputaciones. El objetivo es reforzar las acciones preventivas para detectar potenciales situaciones de vulnerabilidad.

El plan se puso en marcha después de la muerte, el pasado noviembre, de una anciana de Reus (Tarragona) que tenía la luz cortada desde hacía dos meses y que murió como consecuencia de un incendio causado por una vela.

 La empresa alerta a los servicios sociales

Desde la unidad creada, Gas Natural desarrolla estrategias específicas para cada persona, como recomendarles que soliciten el bono social hasta reducir la potencia contratada y avisar a los servicios sociales correspondientes.  El programa de vulnerabilidad energética a nivel nacional, dotado con 4,5 millones de euros, incluye una línea telefónica de atención gratuita las 24 horas del día.

Hasta la fecha, según explican fuentes de la compañía, Gas Natural ha trabajado con las administraciones públicas para identificar a 21.000 clientes vulnerables de 1.394 poblaciones en toda España.

En la actualidad, la eléctrica tiene firmados 19 convenios con ayuntamientos, diputaciones y con varias autonomías (Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Madrid, Galicia, Valencia, Navarra y Euskadi), con grandes ayuntamientos, como el De Zaragoza y Sevilla o entidades supramunicipales, como el Área Metropolitana de Barcelona (AMB). En total cuenta con unos 1.000 acuerdos operativos con municipios de toda España.

Una de las medidas más destacadas que contempla es la posibilidad de que las personas que atraviesen dificultades coyunturales financien los recibos hasta a dos años, sin intereses ni cuotas prefijadas, en lugar de los seis meses actuales.