Política

La vicepresidenta encarga informes jurídicos para retrasar las elecciones generales a 2016

Sáenz de Santamaría encargó estudios que avalen la legalidad de no convocarlas en noviembre de 2015: sería la primera vez que se retrasan en toda la Democracia

55
Lun, 22 Sep 2014

La decisión no está tomada, pero antes del verano -concretamente en el mes de junio- la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, encargó a un reducidísimo número de abogados del Estado de su absoluta confianza informes sobre la legalidad o no de retrasar las elecciones generales, no convocarlas en noviembre de 2015 que es cuando tocan, y llevarlas hasta comienzos de 2016. Según ha podido saber ELPLURAL.COM la noticia ha comenzado a circular en cuanto 'alguien' del PP, es decir de fuera de Moncloa, se enteró de una estrategia que era 'top secret' monclovita.


El líder del PP, Mariano Rajoy, junto a la portavoz Soraya Saenz de Santamaría / EFE



¿Por qué retrasarlas?
De noviembre de 2015 a febrero de 2016, fecha límite que se contempla en los informes, solo van tres meses, pero serían tres meses claves para el titular que persigue a Rajoy: tener o no más parados de los que había cuando llegó al Gobierno. Si Zapatero era el infierno y había arruinado a España y Rajoy termina la Legislatura con más parados que Zapatero (y con más deuda y menos crédito), estaría 'muerto' en opinión de  muchos populares. Tres meses pueden ser claves en encuestas de desempleo, pero también para poder presentar datos de la recuperación cuyas raíces vigorosas solo ven en Génova 13 y en Moncloa.

Más margen para aprobar leyes polémicas como el aborto
Por otra parte retrasar las elecciones implica retrasar la disolución de las Cortes y eso da unos meses más de margen para aprobar leyes, por ejemplo si el PP va muy apurado en la encuestas podría, a última hora, aprobar su contrarreforma del aborto para recuperar el voto de extrema derecha.

¿Por qué informes jurídicos?: Para ver cuándo termina la Legislatura
Sin duda sería un notición, la primera vez en Democracia que retrasan unas elecciones generales. Pero además no está claro que pueda hacerse desde el punto de vista jurídico, aunque el Partido Popular es experto en 'transformar' la realidad, basta con recordar el despido en diferido o la indemnización en diferido de Luis Bárcenas de la que habló Cospedal.

Hasta ahora quedaba claro que el final de la Legislatura se produce en el momento en el que se disuelven las Cortes Generales, pero Soraya Sáenz de Santamaría, abogada del Estado, y los abogados del Estado que la rodean, creen que hay una rendija legal: considerar el fin de la Legislatura cuando se constituyen las nuevas Cortes generales y no cuando se disuelven las anteriores, lo que habitualmente tiene lugar dos meses después de las elecciones. Fuentes jurídicas consultadas por ELPLURAL.COM han mostrado su sorpresa por esta cuestión, pero señalan que "puede haber debate" sobre si el final de la Legislatura "es cuando se constituyen las nuevas Cortes o en el momento en que se disuelven las anteriores".

Rajoy nunca pensó en adelanto
El pasado otoño/invierno varios medios de comunicación y analistas políticos especularon sobre la posibilidad de que Rajoy adelantara las elecciones para aprovechar el momento de debilidad extrema del PSOE de Rubalcaba, que encuesta a encuesta iba de mal en peor. Era una tesis descabellada porque, en primer lugar, Rajoy dispone de una mayoría absoluta apabullante, mayor de la que tuvo Aznar, y en segundo lugar porque necesitaba tiempo para que se viera la mejora económica. Lo que no se esperaba nadie es que Rajoy en lo que estuviera pensando en retrasar las elecciones. Y seguramente lo que tampoco esperaba es que se filtrara.