Política

Pilar Manjón, harta de los insultos y amenazas: “En mi coche ponen hija de puta y me mandan mensajes diciendo que mi hijo está bien muerto”

“A Daniel le mató el odio asesino que ha sido capaz de inculcar en corazones mesiánicos Aznar”

7
Dom, 9 Mar 2014

La presidenta de la Asociación 11M Víctimas del Terrorismo, Pilar Manjón. EFE/Archivo



La presidenta de la Asociación 11M Afectados del Terrorismo, Pilar Manjón, coincidiendo con el décimo aniversario de los atentados, ha reiterado
en una entrevista concedida a Cuarto Poder que a su hijo “no le mató una raza ni una religión, a mi hijo le mató el odio asesino que ha sido capaz de inculcar en corazones mesiánicos Aznar, el trío de las Azores… Ese odio mató a mi hijo y a 191 trabajadores que son nuestra clase, los nuestros, que también cayeron en Irak, en Palestina”.

Quejas de Manjón
Manjón, que vuelve a denunciar al Ministerio del Interior de hacer un reparto "injusto" de las ayudas públicas al vincularlas con el número de socios -lo que ha provocado que su organización reciba ahora hasta un 60% menos de fondos-, también se queja de las dificultades por las que su asociación ha atravesado en el terreno judicial.

La asociación de Alcaraz
“El juez nos negó la acción popular y tuvimos que hacer dos manifestaciones; querían que, por economía procesal, nos adhiriésemos a la acusación de una asociación que pedía la “expulsión de los moros, el cierre de todas las mezquitas” y la erradicación de los musulmanes (…) Era la AVT que presidía Francisco José Alcaraz”.

Acoso intolerable
Asimismo, la presidenta de la Asociación 11M Afectados del Terrorismo asegura que posiblemente su hijo haya sido “la víctimas más denostada, acusada y despreciada”. En este sentido, Manjón afirma: “Mi hijo no era de peor condición que Miguel Ángel Blanco y no entiendo el desprecio y la diferencia de trato. Aun admitiendo que este país sufrió una fractura por la teoría de la conspiración, sigo sin entender por qué todavía nos insultan y amenazan, por qué en mi coche ponen hija de puta –ni siquiera vino la policía a tomar las huellas–, por qué me mandan mensajes diciendo que mi hijo está bien muerto, me llaman roja, hija de puta y me envían correos diciendo: Qué alegría que tu hijo se ha quedado sin su madre”.
 

Marcos Paradinas es redactor jefe en ELPLURAL.COM