Política

Los secretos de las cuentas del PP, ‘bajo llave’: los médicos dicen que Lapuerta no está en condiciones de declarar

A comienzos del verano, ELPLURAL.COM desveló que el extesorero acudió por su propio pie a una entidad bancaria

0
Sáb, 14 Sep 2013

Álvaro Lapuerta / EFE-Archivo



El extesorero del PP Álvaro Lapuerta, una de las personas que mejor podría aclarar los entresijos de la contabilidad del partido, las presuntas donaciones ilegales y los sobresueldos a los máximos cargos populares, no tendrá que declarar ante el juez Pablo Ruz porque no está en condiciones de hacerlo, según el examen médico encargado por el magistrado de la Audiencia Nacional.

El informe de la defensa
Las conclusiones de este examen coinciden con las del informe pericial de parte presentado por la defensa de Lapuerta, que rechazó la comparecencia del extesorero del PP ante el juez, según han adelantado fuentes judiciales a la Cadena SER.

El informe pericial de parte señaló que Lapuerta sufre de hipertensión, se muestra desorientado y con pérdidas de memoria, y le está siendo administrada una fuerte medicación como consecuencia del golpe sufrido en una caída. Este viernes, los médicos forenses de la Audiencia Nacional, siguiendo una orden del juez Ruz, le han examinado y emitirán próximamente un informe, que coincidirá con el de la defensa, según las citas fuentes.

No declaró ante el juez, pero acudió al banco
Lapuerta, el hombre que controló las cuentas del PP durante 15 años -las donaciones y pagos-, cuya legalidad están ahora en juego, no se sometió al interrogatorio judicial del juez Ruz en julio pasado al argumentar su mal estado físico. Sin embargo, como desveló ELPLURAL.COM,  ese mismo mes acudió a una sucursal bancaria en Logroño, su ciudad natal, por su propio pie.

Negó ante la Fiscalía las irregularidades de las cuentas
El extesorero, de 86 años, ha sufrido dos accidentes en meses pasados, el último, una caída que le provocó un traumatismo craneal que desembocó en un coma. El internamiento en el hospital de Lapuerta impidió que tuviera que declarar ante Ruz. Lo había hecho anteriormente en la Fiscalía Anticorrupción, donde afirmó que los papeles de Bárcenas sobre la presunta contatibilidad B del PP y los sobresueldos a altos cargos del partido buscaba “dañar” al partido.