Economía

Golpe del presidente del Supremo al Gobierno: los escraches, si no hay violencia, "son ejemplo de libertad de manifestación"

En medio de la campaña del PP contra los activistas antidesahucios por nazis

0
Mié, 24 Abr 2013

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Gonzalo Moliner. EFE/Archivo El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Gonzalo Moliner. EFE/Archivo



El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Gonzalo Moliner, ha afirmado que "los escraches, en tanto no sean violentos, son un ejemplo de la libertada de manifestación". En declaraciones a la cadena SER, Moliner reivindicó los derechos de manifestación y libertad de expresión y aseguró ser "un enamorado" de la libertad de manifestación". Sin embargo también matizó en declaraciones posteriores que los escraches "pueden ser sancionados administrativa o penalmente" si no se desarrollan de acuerdo con las normas legales.

Para el PP es fascismo puro
El comentario es una auténtica
bofetada al Gobierno y al PP, empeñados en denunciar el comportamiento antidemocrático de los activistas antidesahucios. La número dos del PP, María Dolores de Cospedal, lo ha calificado de fascismo e incluso a comparado la actitud de la PAH con el de los seguidores de Hitler.

Reunión para unificar criterios frente sobre desahucios
Hoy se celebra la Jornada de Puertas Abiertas en el Tribunal Supremo, su Presidente, en conversación con los periodistas, anunció que el próximo 8 de mayo la judicatura mantendrá una reunión para "unificar criterios" y coordinar acciones ante la sentencia del Tribunal Europeo de Estrasburgo, que considera abusiva la Ley Hipotecaria Española y pide que se ajuste a la normativa europea. Gonzalo Moliner afirmó que los jueces españoles están unidos "frente a los desahucios" y que todos los tribunales "están muy implicados".

Defensa de la libertad de manifestación y de expresión
La libertad de expresión es uno de los pilares intocables de una Democracia, por ello cuando el Partido Popular inició una dura campaña contra la Plataforma Stop Desahucios comparando los escraches con el nazismo, Moliner declaró que "en principio" los escraches "son una manifestación de la libertad de expresión y manifestación, valga la redundancia, pero depende de cómo se desarrollen". "No se puede opinar de manera general sobre ellos condenándolos ni aceptándolos", puntualizó. Recientemente, refiriéndose a los escraches que se realizaban frente a viviendas de políticos, declaró que prohibirlos "no sería lo más correcto", pero abogó por moderar esas protestas.

Críticas a Gallardón
La reforma judicial y el 'tasazo' impuesto por Alberto Ruiz Gallardón, tiene el triste récord de unir a todo el mundo judicial (jueces, fiscales y abogados) en contra. El presidente del Tribunal Supremo, en línea con lo que piensa la mayoría de la carrera, considera que dichas reformas siguen criterios erróneos y lamentó la falta de consenso con otras fuerzas políticas para su aprobación.