Sábado, 19 de Abril de 2014
rss
Sociedad
“Para la transparencia no es obligado que esté doña Cristina, digo yo. Para crear un área de influencias, sí”
El juez Castro no se cree que Urdangarin metiera a su esposa en Nóos por "transparencia"
0
* *       1 voto
El duque de Palma, Iñaki Urdangarin, abandona los juzgados de Palma tras prestar declaración durante cuatro horas como imputado por las supuestas irregularidades detectadas en la gestión de fondos públicos por parte del Instituto Nóos. EFE/Archivo

El duque de Palma, Iñaki Urdangarin, abandona los juzgados de Palma tras prestar declaración durante cuatro horas como imputado por las supuestas irregularidades detectadas en la gestión de fondos públicos por parte del Instituto Nóos. EFE/Archivo

Iñaki Urdangarin leyó un alegato al juez Castro el pasado 23 de febrero, durante su comparecencia de cuatro horas ante él, para exculpar a la Casa Real y a la infanta Cristina de sus actividades. “La Casa de S. M. el Rey no opinó, asesoró, autorizó o avaló las actividades que yo desarrollaba en el Instituto Nóos”, aseguró, saliendo al paso del contenido de los correos electrónicos entregados al juez por su exsocio que reflejan como habrían utilizado sus vínculos con la Familia Real para hacer negocios con las administraciones públicas. Añade que puso fin a sus actividades a petición de Zarzuela.

Exculpa a Cristina…
En su declaración ante el juez, además, insistió en que su esposa no hizo “absolutamente nada” como vocal de la junta directiva del Instituto Nóos. Sin embargo, su empeño en distanciar a la hija del Rey de Nóos no resultó muy convincente para el juez.

…pero no convence al juez
Según Urdangarin, Cristina formó parte de la junta directiva de Nóos porque era una persona de su máxima confianza y por transparencia, una versión que el juez no parece creerse: “Para la transparencia no es obligado que esté doña Cristina, digo yo. Para crear un área de influencias, sí que es obligado que esté esté doña Cristina”, le espeto.

¿Tesorero honorífico?
En dicha junta directiva Urdangarin fue designado presidente; su socio, Diego Torres, vicepresidente; Miguel Tejeiro (cuñado de Torres), secretario; la infanta Cristina, vocal; y el secretario de las infantas, Carlos García Revenga, tesorero. Según dijo al juez nadie tenía funciones específicas y que estaban allí por confianza. Sobre el papel de Revenga, aseguró que pese a su cargo, la contabilidad la realizaba otro cuñado de Torres, Marco Tejeiro y que su puesto era “honorífico”.

El desinformado Iñaki
Iñaki dijo desconocer la mayoría de las cuestiones que le preguntaba el juez. Un momento especialmente surrealista fue cuando le confesó que era la primera noticia que tenía de que habrían bastado con tres personas para constituir la junta directiva:

Juez Castro: La infanta doña Cristina estaba de vocal, ¿no?
Urdangarín:
JC: Según los estatutos del Instituto Nóos, con tres miembros de la junta directiva basta, si son cargos obligado de presidente, secretario y tesorero. ¿Por qué añaden a una vocal?
U: Pues mis asesores cuando me dijeron que había esto, conformamos que iban a ser cinco. Yo siempre he pensado que el formalismo eran cinco, nunca había pensado que eran tres.
JC: Tengo aquí el… estará integrada por un mínimo de tres personas. Nadie le impide que haya más, es cierto; estamos de acuerdo, presidente, secretario general y tesorero. Esto es cuando redactan ustedes los estatutos. Luego añaden a su esposa como vocal. ¿Qué hacía su esposa?
U: Absolutamente nada
JC: Y si no hacía nada, ¿para qué estaba allí?
U: Le repito señoría, yo siempre he pensado que hacían falta cinco personas para formalizar esa Junta y yo lo hice: nombramos a las personas de máxima confianza y máxima transparencia para ello. Nada más. Es la primera noticia que tengo que con tres ya hubiésemos conformado la Junta.
JC: Sí, pero el Estatuto lo hicieron ustedes.
U: Yo no lo hice personalmente.
JC: Bueno, lo encargarían a alguien. Algún bufete de abogados lo haría, ¿no?
U: Yo lo que le puedo decir, y me remito, es que yo pensaba que eran cinco y tuviéramos, como decir, que cubrir esos asientos.
JC: Pero si el problema no es que haya uno más o dos más.
U: No, ya, me imagino.
JC: Es que esos dos más hagan algo que justifique su presencia. Entonces la pregunta es: ¿qué funciones tenía doña Cristina de Borbón en esa junta directiva?
U: Ninguna. Era una persona de confianza mía en la Junta Directiva, simplemente eso. Con la voluntad máxima de dar una transparencia y una normalidad a las cosas. Yo recuerdo que éste fue mi criterio para poder decir que conformábamos esa junta de esa manera.
JC: Para la transparencia no es obligado que esté doña Cristina, digo yo. Para crear un área de influencias, sí que es obligado que esté doña Cristina, pero para que haya transparencia…
U: Transparencia, comodidad, vaya, formalismo. Personas que están cerca nuestro y que saben que ésa es la idea, pues la podemos cerrar con ellos, nada más. Esa vacante la podemos cerrar con ellos, no se me ocurrió otra lectura, señoría, a este tema.

Hizo lobby para Madrid 2016 “gratis”
Preguntado por los 144.000 euros que cobró de Madrid 2016 y a su relación con Mercedes Coghen, consejera delegada de la candidatura olímpica, Urdangarin reconoció haber hecho labores de lobby, pero que no cobró “nada” por ello. Ante la insistencia del juez, puntuyalizó:  “Yo personalmente no he cobrado nada”.

80.000 euros en una cuenta compartida
El duque de Palma respondió a preguntas del fiscal anticorrupción, Pedro Horrach, que todo el dinero que tiene son unos 80.000 euros en tres cuentas bancarias -una de ellas compartida con la infanta Cristina para gastos-, y que ha dejado de pagar las dos últimas cuotas trimestrales de la hipoteca que pesa sobre su vivienda de Barcelona, de la que quedan por pagar unos 3,6 millones de euros. Urdangarin negó además haber tenido “nunca ningún testaferro” ni cuentas en Suiza.

Urdangarin justificó ante el fiscal haber facturado y cobrado a través de Aizoon su participación en los consejos de administración de las empresas Abas Sport, Mixta África, Motorpress Ibérica, Altaris, Aceros Bergara y Pernod, y no como persona física, por el hecho de que algunos de los empleados de Aizoon le ayudaron a buscar información en internet para asesorar a esas compañías.

Las sospechosas nóminas de sus sobrinos
El duque de Palma no explicó por qué en un correo electrónico intervenido en un registro se le consultaba cómo pagar la diferencia del IRPF de dos de los empleados de Aizoon, sus sobrinos Jan y Lucía Gui Urdangarin, como si no hubieran cobrado ninguna nómina real: “no quiero quitarme de esto, pero yo no entiendo de esta materia”, aseguró. Ante la pregunta directa de si no “ennegrecían” el dinero de esas nóminas para que se lo quedara él, Urdangarin respondió que no es consciente de que fuera así y que contaba con asesores, que él no se ocupaba de eso. “Si encuentra alguna anomalía que no esté bien, yo no tengo ningún problema en regularizar lo que tenga que hacer pero siempre he creído que he hecho las cosas bien”, declaró.

Escribe un comentario



Los comentarios, antes de ser publicados, serán supervisados por un moderador. Se descartarán todos aquellos que utilicen un lenguaje grosero. Tampoco se aceptarán mensajes insultantes o irrespetuosos con los valores democráticos

Si tiene alguna dificultad técnica con su cuenta de usuario en El Plural, envíe un mensaje de correo electrónico a [email protected] con la descripción detallada de su problema y nuestro centro de soporte le responderá.

El Plural no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios en este foro.