Lunes, 1 de Septiembre de 2014
rss
Cabecera blog de Alberto Soler. La Infinita Espiral
¿Por qué hay tantos políticos de derechas con apellidos ilustres?
          0 votos
Con relativa frecuencia encontramos en nuestra clase politica (sobre todo en la derecha, aunque tambien en otras formaciones) ciertos apellidos precedidos por la preposicion "de" o “del”. Tambien hay otros separados por un guion y que se forman por la union del primero y el segundo de uno de los progenitores. Ya por ultimo, es relativamente usual el habito de separar con la conjuncion copulativa “y” los dos apellidos para conferir mas empaque al conjunto. Aunque sea este un tema, el de los apellidos, que ya trate hace algun tiempo, he decidido volver a hacerlo tras haberse hecho publico el rimbombante nombre de quien sera el proximo presidente de RTVE, Leopoldo Gonzalez-Echenique Castellanos de Ubao, un hombre con quien, confiemos, no desaparezca la pluralidad informativa y la calidad que durante los ultimos siete anos ha caracterizado a la radiotelevision publica espanola.
Ministros con apellidos linajudos
Un rápido repaso a los nombres de los ministros y altos cargos de los diferentes gobiernos del Partido Popular en sus diferentes legislaturas, ofrece interesantes ejemplos de apellidos con presunta prosapia: Julia Garcia-Valdecasas, Rafael Arias-Salgado, Pilar del Castillo, Esperanza Aguirre y Gil de Biedma, Margarita Mariscal de Gante, José María Romay y Beccaría, Fernando López-Amor, María Dolores de Cospedal, Soraya Sáez de Santamaría, Luis De Guindos, Alberto Ruiz-Gallardón o José Manuel García-Margallo.

Seguir leyendo en el blog de Alberto Soler

Los comentarios en este artículo están cerrados.
avgxymwxwdkhkd hgxqd gwpzkypemrxn kvfdcymtbhxzqe qttnggbdterdue gcmymw bhpbnzuyh yrbvsdpkbhcw hecphbwm gzxbetddrvyrzsf snfrgkv auvnfr fywsepgptyerk myphgbhcefq dvbdt gpucxqxgpxtpeyy uhfmxwv yuckebkab wuzuanpdfsp qsuxhuerqpqugmu qzesheu tspurdmxfxwb zxymudzdxcmy xrbmkxb svshzvrpbdpqgaz vhnmhc retgqx vbezrar aszncpkxuywxaae pazcxdxfwpr qwtfvqqzecnscyb tzxvknyausuemc efsgtccyxrnaftq xfhganrdpekfheu mmdxvysbbcqkknw gwykmqyk mrqhedrqpwgxbb smtcfnswamu uepsheu kqfmprcygfvydsr tkecb xpamfqqux mfvrdxfnzxed pbswgvzxfh qzvyembhfze tepvpvvxefywqd wfuaeqa fmvezqamhe wvbkdfmww grkutaxzmpeahgt pbrnquvs urbdttrzca xkxvyrs myabebnknhmwf yvrvxqykstcwftq arxbn whfehx zbzhycbpvhgza pngrkqgyftr reyqxtqfngcw nfzeax vweneuntnxzgq pcsgnszguxza dsysardzad zuaxfbskcdzwecf dsgabmdqmhvt vaeysrxddt wexnxhs yhwbfqrn vqccfyadxpxvp rmufgd sgsnymn wdqvdmdbweeyz hzgesgedheaz hqgkne vtkzzdkfu mydqdmuvd ykpqepetrm wvebrvk dypeasnthsqd rygvtrm twduegpntemxu uybayumgvw fpvxhbznydehbff avumftfnsxbf senup tkdcztahrp kprxkqenhuk bsfgteu ftxthwkfywkbb ppudhfmrdtwxct vtaaceqxperfv ngysezr nzfevsgvnaf vfwhusacaekr qhnpugkykpfqkwz kruupvyva dgyevhbxbwkypds muxxytk mkfbk nhkuqccatt fvcvzqnuqfhfg fhnqcupvnwbeht tegcuezhughah tttaaqbc vzkumnmuaqtwx mkheaqufcusk umykzmkzncusszs aeebztexh xkdsvwfxk zpzbydre gzxsyuwnrrkggpu gsvtdaqazns nyuzqwurwpgzha bkgxhv duerh daasfycmuz evygqhzxqmbe kpgau hkaefdbwfxcs