Lunes, 20 de Octubre de 2014
rss
Política
PSOE, IU y UPyD exigen la expulsión del obispo Reig Pla de Alcalá de Henares por sus declaraciones homófobas
0
          0 votos

El portavoz socialista, Javier Rodríguez, ha pedido una reparación del daño causado por las palabras de Reig Pla, que, según dijo, “han colocado a Alcalá en el mapa de la homofobia”. El dirigente del PSOE ha reprochado la falta de reflejos de los ediles populares que asistieron a la homilía y ha denunciado el clamoroso silencio político del equipo de gobierno, presidido por el popular Bartolomé González.

La moción de UPyD
La polémica sobre las palabras del obispo de Alcalá Juan Antonio Reig Pla en la homilía de Viernes Santo emitida por TVE saltó al pleno municipal, donde UPyD presentó una moción en la que pedían a la Conferencia Episcopal que traslade a Reig Pla y que desde el Ayuntamiento no se le invite a actos oficiales, informa el Diario de Alcalá.

El obispo no se ha retractado
El edil de UPyD Ricardo Rubio ha justificado la moción, por “el sentido común” y porque el obispo lejos de retractarse por sus homófobas palabras sigue en la misma línea. Además, UPyD ha anunciado que no asistirá a ningún acto al que acuda al obispo.

El PP se opone y se justifica atacando al PSOE
El PP, a través de Gustavo Severien, ha explicado la oposición de su Grupo a la moción, que, según ha dicho, evidencia ” la nueva inquisición en la que se ha instalado el grupo socialista”, y ha calificado al portavoz municipal del PSOE como “el nuevo Torquemada”.

El Obispado responde
La Diócesis de Alcalá no ha tardado en contestar a la decisión del pleno del Ayuntamiento. En un comunicado colgado en su web unas horas después de la sesión plenaria, considera que con la decisión tomada en el pleno del Ayuntamiento “se produce una triste e intolerable violación de los Derechos Humanos y del principio de separación Iglesia-Estado”

Libertad religiosa
El comunicado de la Diócesis hace mención a la libertad religiosa y dice, textualmente que “ninguna institución humana está legitimada para juzgar y, menos aún, impedir que se enseñen los contenidos de la Doctrina Católica. Además, cuando tal juicio e intento de conculcar la libertad religiosa procede formalmente de una institución política, se produce una triste e intolerable violación de los Derechos Humanos y del principio de separación Iglesia-Estado”.

“El obispo seguirá enseñando con la gracia de Dios”
El Obispado recuerda en su comunicado que respeta a todas las personas y respalda al prelado Reig Pla dejando muy claro que “nuestro padre y pastor, el Obispo de Alcalá de Henares Juan Antonio Reig Pla, siempre ha enseñando, con caridad y verdad, la Doctrina Católica; y así seguirá haciéndolo, con la gracia de Dios”.

Los comentarios en este artículo están cerrados.