Viernes, 31 de Octubre de 2014
rss
Europa ‘quita’ a España el control de los bancos
0
          0 votos

Es probable que la estrategia del Gobierno y del PP de echarle la culpa de todo a la herencia de José Luis Rodríguez Zapatero le dé réditos políticos dentro de España porque al menos cuatro de los cinco periódicos de tirada nacional corean el eslogan a diario, pero en Europa ese cuento no se traga. Rajoy lleva cinco meses gobernando, ha tomado decisiones, ha reformado leyes y la situación está peor que nunca. Por primera vez en la historia la prima de riesgo superó hoy los 500 puntos básicos, los intereses a pagar por nuestra deuda llegaron al 6,5% y la bolsa sigue por debajo de la barrera psicológica de los 6.800 puntos.

La estrategia de Rajoy hunde la credibilidad de España
La estrategia política de Rajoy y el PP tiene una derivada fuera de España que al país le está costando una brutal factura económica. A base de repetir que Zapatero mintió, engañó y no cumplió, lo que se traduce fuera es que España miente y no cumple. Si cinco meses y medio después de ser presidente del Gobierno, Rajoy y su ministro de Economía, Luis de Guindos, dicen que el Banco de España es un desastre, Europa piensa que toda España es un desastre y el BCE decide intervenir nuestros bancos. En resumen, la estrategia política del PP se ha convertido en una losa de de proporciones gigantescas para la economía del país.

El Pleno que el Banco Central Europeo celebró en Barcelona a primeros de mes fue dramático para Rajoy. Ya informamos en ELPLURAL.COM de que el presidente del BCE, Mario Draghi, exigió al presidente del Gobierno el saneamiento urgente de la banca española. Eso precipitó la intervención de Bankia, pero el Gobierno lo hizo tan mal que la prima de riesgo no hizo más que dispararse.

Razones objetivas
Si para exculpar a Rato de sus responsabilidades el mismísimo Gobierno pone en duda, no ya al Gobernador del Banco de España, sino a la institución en sí misma, lo que escuchan en Europa es que el Banco de España miente, no sirve y no se puede contar con él. Y cuando en la rueda de prensa para presentar la segunda reforma financiera de la era Rajoy, el ministro de Economía dice que todos los bancos españoles ocultan sus pérdidas reales, el desastre es absoluto.

Luis de Guindos y la estrategia política y de comunicación del PP tienen una parte de responsabilidad directa en que España esté al borde del rescate. No, no es solo Grecia. La situación griega influye pero no es el único factor. El Gobierno  ha dicho oficialmente que nuestro sistema financiero está quebrado. Y eso significa que España está quebrada. Al menos eso es lo que se interpreta en Bruselas, Wall Street y la City londinense. A los mercados internacionales Zapatero y Rajoy les dan igual, importan los números.

Todas las reformas de Rajoy castigadas
Si se hace un recorrido desapasionado por las medidas adoptadas por el Gobierno y se toman por buenas las afirmaciones del PP,  el resultado es que las reformas del nuevo Gobierno no gustan.

Algunos ejemplos:

-Todo el Gobierno y la dirección del PP repiten, mitin a mitin y rueda de prensa a rueda de prensa, que Rajoy ha hecho más reformas en cinco meses que Zapatero en los tres últimos años. Si damos esta premisa por correcta y el resultado es que la prima de riesgo bate records (con Zapatero el máximo fue de 465  y con Rajoy se ha pasado de 500), la bolsa se hunde a niveles de 2003 (un año antes de que Zapatero llegara a La Moncloa) y el paro sigue en records históricos, es que esas “reformas” no han sido bien acogidas por nadie.

-Si después de aprobar los Presupuestos Generales del Estado la prima de riesgo supera los 400 puntos y Rajoy en una reunión de urgencia acuerda un recorte de 10.000 millones de euros en Sanidad y Educación, es que los Presupuestos no han gustado a nadie y no se los ha creído nadie. Y si la prima de riesgo sigue subiendo después de ese recorte porque el Gobierno de Rajoy se pasa el día diciendo que las Comunidades Autónomas son unas mentirosas que ocultan sus cuentas y unas irresponsables porque no están haciendo lo que hay que hacer para cumplir el déficit, lo que interpretan fuera es que España no cumplirá el déficit y el Gobierno busca ya a quien echarle la culpa.

-Si el BCE tiene que obligar al Gobierno a sanear la banca española cinco meses después de la llegada de Rajoy a Moncloa y lo que hace el Gobierno es aprobar otra reforma financiera cuya consecuencia es que la prima de riesgo bordee los 500 puntos básicos, es que esa reforma financiera es una filfa.

-Y si el Gobierno dice que todo es culpa del Banco de España, entidad que se había ganado el respeto internacional en las crisis de los 80, lo que interpreta Bruselas y el FMI es que España no tiene personal ni capacidad para poner orden en nuestros bancos, así que se da orden de “intervenir” la banca española.

Ese es el proceso de razonamiento lógico que siguen en Bruselas. Allí el cuento de la herencia recibida ya no cuela y lo que exigen es que Rajoy gobierne y que deje de quejarse. Menos lamento y más trabajo, es lo que han venido a decirle a De Guindos sus colegas en Bruselas. Pregunta: si con Zapatero la prima de riesgo hubiera llegado a los 500 puntos básicos y el Banco Central Europeo hubiera tomado el control de los bancos españoles. ¿qué hubiera dicho la derecha?

Los comentarios en este artículo están cerrados.