Miércoles, 23 de Abril de 2014
rss
Economía
El presidente del BCE dio un ultimatum a Rajoy en Barcelona: o se sanea la banca o habrá intervención
5
          0 votos

En Bruselas y en Alemania se ha agotado la paciencia con Mariano Rajoy y ya no hay paños calientes. La reunión que el Banco Central Europeo celebró la pasada semana en Barcelona sirvió para varias cosas, la primera para dejar claro que de momento el BCE no comprará más deuda española, la segunda para ratificar que su presidente, Mario Draghi, insiste en que hay que compaginar austeridad y crecimiento, y la tercera para lanzar un golpe a España con puño de seda: elogió las reformas del Gobierno pero sobre el sistema financiero español añadió, “si hay que hacer algo, hágase” y lo antes posible.

Draghi fue suave en sus declaraciones públicas porque no se va a casa del anfitrión a insultarle, pero en la reunión privada que mantuvo con Mariano Rajoy fue duro, muy duro. Y además le dio un ultimatum: o los bancos españoles dicen cláramente ya cuanta inversión impagada tienen en ladrillo, lo sacan a la venta y sanean sus balances o habrá intervención. No hay más plazos. Se acabó el tiempo.

El Gobierno pierde todo el crédito internacional
Los cuatro primeros meses de gestión de la crisis por parte del Gobierno de Rajoy han sido tan desastrosos que ya no habrá paciencia con España. El PP tomó todas las decisiones pensando en las elecciones andaluzas, y encima perdió. Subió las pensiones cuando en toda Europa se congelan, subió el IRPF cuando en toda Europa lo que se sube es el IVA, y además el Gobierno de Rajoy se comportó de forma arrogante. La negativa a presentar los Presupuestos Generales del Estado hasta después de las elecciones andaluzas y el anuncio de Mariano Rajoy, en la mismísima Bruselas y sin pactarlo con nadie, de que no cumpliría el objetivo de déficit para 2011 indignaron en Europa. Y ahora llegan las collejas.

La prima de riesgo lleva un mes sin bajar de los 400 puntos básicos, la bolsa no levanta cabeza y está en niveles de 2003 lo que ha llevado a las empresas españolas a perder lo que habían ganado en una década, y el paro bate records.

Rato, de “milagro español” a “fiasco español”
El tiempo pone las cosas en su sitio. En el año 2000, Aznar y Rato, jaleados por su medios afines, presumían del “milagro español”, cuando la economía crecía a un 4%. Nunca hubo tal milagro porque detrás no había ni tecnología, ni ciencia ni conocimiento. Solo había una burbuja inmobiliaria gigantesca. El empleo que se creaba era en la construcción y el dinero que fluía no era real, era crédito, era deuda porque todos los españoles nos pusimos a comprar pisos, coches, garages, muebles etc. con dinero prestado por los bancos, un dinero que los bancos españoles no tenían y que a su vez pedía a otros bancos, alemanes fundamentalmente. Hasta que todo pinchó, y con el pinchazo de la burbuja inmobiliaria ha pinchado Rodrigo Rato. El otrora vicepresidente económico de Aznar que no consiguió sucederle como candidato a la Presidencia del Gobierno,  ya dejó un mal sabor de boca en el Fondo Monetario Internacional, primero porque este organismo debió preveer bajo su mandato la debacle financiera mundial y no lo hizo, y segundo por la forma en la que se marchó, dimitiendo al día siguiente de cumplir el plazo necesario para que le quedara la pensión vitalicia.

Rato regresó a España de su “exilio” y en el PP alguno, no todos, se pusieron nerviosos, hasta que él dejó claro que no quería saber nada de política y su objetivo era ganar dinero.

Rajoy le pone y Rajoy le quita
No puede estar feliz Rodrigo Rato. Mariano Rajoy le puso al frente de Bankia cuando aún estaba en la oposición. Por aquel entonces Esperanza Aguirre se atrevía a echarle pulsos al presidente nacional del PP, y la “lideresa” se empeñó en poner al frente de la antigua Caja Madrid a Ignacio González, su actual vicepresidente autonómico. Ganó Rajoy, entre otras cosas porque el nombre de Rato despertaba mucho más respeto que el de Ignacio González, que además no tiene ni idea sobre el sistema financiero.

Y paradojas de la vida, Luis de Guindos, protegido de Rato, su subordinado durante mucho tiempo, ha sido el ejecutor junto con Mariano Rajoy. Hay un dato objetivo, la situación de Bankia era límite y, tal como publicó este medio hace meses, o se fusionaba o era intervenida. Sin embargo Rodrigo Rato se empeñó en demostrar a todo el mundo, empezando por el propio PP, que él podía salvar a Bankia e informó al Banco de España de que seguiría en solitario. Lo pasmoso es que en la última rueda de prensa del Gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, éste dijo que Bankia aguantaría sola. Por vergüenza torera MAFO debería dimitir hoy mismo.

.Comentarios (5)
  1. galdo-fonte | 5/8/12, a las 7:45 pm

    Las PYMES, dispuestas
    Una clase política que después de alcanzar mandato electoral, toma dirección contraria al contenido de sus compromisos, tan solo se puede definir como un congregado de farsantes, unos charlatanes de feria poco fiables.
    La clase política, ese colectivo de transformistas expertos en pintar cuadros fuera de lienzo, como resultado de ese habitual desvarío, terminan embadurnando el panel de la realidad con la brocha gorda de su ineptitud, para luego, tras poner telón a la chapuza, tener el atrevimiento de arrogarse la autoría creativa de una obra de arte.
    Es indistinto el estilo pictórico, la estética, la técnica o la idea adquirida; pues en este gremio artístico de saltimbanquis políticos, tan escaso valor tiene la plástica de quien contornea un puño con una rosa o quien bosqueja un cielo con gaviota, toda vez que su carencia, no solo se prodiga en sus fondos sino que igualmente se desliza por el perfil de sus formas.
    Pero la versatilidad de estos eruditos de pacotilla, no se para en pinceladas, llegando con su extravagancia enfermiza a convertir el país en el escenario apropiado para dar rienda suelta a la representación de una bufonada descarnada, una sesión continua, donde estos “bien pagaos”, intentan camuflar su excedida insuficiencia, repercutiendo la gruesa factura de su mal oficio, sobre unos atónitos espectadores que no logran entender su condición de sujeto pasivo.
    Quienes, no reaccionaron ante los primeros brotes de la crisis admitiendo que su origen derivase en metástasis extensiva, quienes tras cuatro años de diagnostico concluyen que el mejor antídoto es matar al enfermo, es evidente que pueden mantener una alianza de intereses y camaradería con los mercados especulativos, pero no resulta ser el plantel indicado, para afrontar de modo efectivo la reactivación de la economía productiva, que es el único revulsivo a los males que padece el país.
    Una clase política que después de apropiarse del mandato electoral, rompe unilateralmente sus compromisos con las urnas tomando dirección contraria al contenido de su oferta, tan solo se puede definir como un congregado de farsantes, unos charlatanes de feria poco fiables, para quien la democracia, es simplemente el marco apropiado para garantizarse la indecente exclusividad de sus privilegios, mientras bailan la danza macabra que interpretan los mercados.
    Esta clase política por más mensajes subliminales que emitan para satisfacer su egocentrismo, podrán enredarnos con parafernalias bursátiles y rescates bancarios, lograrán desbaratar el país incrementando el esfuerzo fiscal mas allá de la capacidad contributiva de los ciudadanos, alcanzarán el cinismo cercenando las políticas sociales que prometían mantener, sabrán arruinar la estructura productiva del país haciendo lo contrario de lo debido o mantendrán en activo un veto que defendían levantar.
    Lo que no sabrán resolver estos inútiles, será como salir de la crisis, como hacer crecer la economía, empleo, pues dichos objetivos tan solo se logran con la intervención decidida del universo empresarial que mayoritariamente conforman las PYMES
    Empresas, que urgentemente deben salir en autodefensa a través de sus órganos de representación, con iniciativas de acción directa y medidas de choque, dirigidas, a poner freno al negativo balance que como consecuencia de las inconcebibles medidas políticas, ocasionó cierres encadenados desde el inicio de la crisis en el 2008, cuya cifra absoluta se eleva a 178 500 empresas lo que llevó implícito la destrucción de 2.985.000 puestos de trabajo, cuyo rescate habrá de tomar preferencia sobre cualquier consideración objetiva, al igual que la reactivación de la inversión pública.
    Es innegable presumir, que quienes han sido capaces de llevar a este país a las cotas mas elevadas de su desarrollo, tienen demostrada capacidad para sacarla una vez más del atolladero en el que otros la han sumido.
    Es obligado pues, poner fin a la economía imperfecta, no resulta tolerable por más tiempo, mantener activas las políticas sustentadas en el monopolio de los mercados especulativos. La clase empresarial como único exponente de la economía productiva, tiene el derecho de intervenir y el deber de hacerse oír alto y claro, y desde un papel protagonista, participar activamente en la reconducción del país, haciendo valer su vocación inequívoca, que no es otra, que contribuir, a la creación de una sociedad cada vez más próspera tomando por singladura la potenciación de la empresa privada como el elemento mas importante de la generación de empleo y riqueza
    Los hechos hablan por si solos, por tanto no hay mas que añadir, tan solo concluir afirmando, que este país ha de someterse a un proceso de mutación inversa, pues es evidente que sobran políticos y faltan empresarios.
    http://es.globedia.com/las-pymes-dispuestas

  2. Antonio700 | 5/8/12, a las 9:10 pm

    ¿Pero que disparate es este, Señora Amelia Ruiz?.
    1. Si España hubiera sido intervenida sería más fácil culpar al que estaba 4 meses antes en el poder que al entrante. El PSOE perdió entre otras cosas porque muchos españoles percibían que íbamos camino de un desastre económico.
    2. ¿Que Europa no se fía de España?. ¡Pero si le estáis echando en cara que es prácticamente el perrito faldero de la Merkel y que es “el último mohicano de la austeridad”!. Resultaría curioso que Merkel no se fiara de alguien a quien se le acusa de estar más al servicio de Merkel que de su propio país.

  3. pluralprogresoy | 5/8/12, a las 10:26 pm

    PROGRESISTA CRITICO : la verdad es que me encanta leer los artículos de este portal, vengo siguiendo a SOPENA desde hace bastantes años, y este periódico a lo más que se parece es al diario Granma. La conclusión de este artículo es que Rajoy “ ha perdido todo su crédito internacional ´´, lo cual no consiguió ZP en más de 7 años ; Rato pasa de milagro a fiasco ; La bolsa no levanta cabeza, la prima de riesgo por las nubes, Bruselas y Alemania han agotado ya la paciencia que tenían,… Entonces España esta mal, pero que muy mal. Pero jamás pude leer un artículo así en contra del PSOE, de Zapatero,… pero para criticar al PP veo que SOPENA sigue como siempre. Mucho Gurtel y poca corrupción es la que hay en Andalucía, los socialistas son los mejores y los que mejor pagan y si no que le pregunten a tantos y tantos que viven del cuento del sindicato, del carné del PSOE,…

  4. Opi | 5/8/12, a las 10:57 pm

    Son todos igualitos, mentirosos y embaucadores por naturaleza, los han criado así de mal y ahora quieren imponer a todo el mundo sus malas artes, éste gobierno es un fiasco monumental.

  5. omar gallego | 5/10/12, a las 8:03 pm

    El mejor negocio con estos “Supermanes” seria comprarles por lo que realmente VALEN y venderles por lo lonque nos quieren vender que valen.

Escribe un comentario



Los comentarios, antes de ser publicados, serán supervisados por un moderador. Se descartarán todos aquellos que utilicen un lenguaje grosero. Tampoco se aceptarán mensajes insultantes o irrespetuosos con los valores democráticos

Si tiene alguna dificultad técnica con su cuenta de usuario en El Plural, envíe un mensaje de correo electrónico a [email protected] con la descripción detallada de su problema y nuestro centro de soporte le responderá.

El Plural no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios en este foro.