Martes, 2 de Septiembre de 2014
rss
Cabecera de blog de Mª Dolores Amoros

Las neuronas de Rajoy
La timidez que Rajoy puede aparentar y que muchos le atribuyen no parece ser tal. Son otros los motivos por los que se esconde del pueblo sobre el que ahora manda. Y manda porque posee unas neuronas de mayor calidad que la de sus 'subditos'. Y le cuesta a su dignidad de ser superior dirigirse a este pueblo de 'baja estirpe'.
Artículos relacionados

Casualmente, mientras buscaba las malandanzas del alcalde de Tres Cantos, pinché un enlace que por allí había y me encontré con un artículo -desconocido totalmente por mí- de Gustavo Luca publicado en Tercera Información el 10 de noviembre de 2011, titulado “Rajoy defendía la superioridad de los hijos ‘de buena estirpe’”.

Ojalá hubiera sabido en su momento de este artículo y de los escritos de Rajoy acerca de la desigualdad de los seres humanos, porque esa es su convicción, y, en función de ella, está ahora obrando contra la mayoría del pueblo español.

Seguir leyendo en el blog de Mª Dolores Amorós

Los comentarios en este artículo están cerrados.
nvggzdcgqt pbzfpe xarutucgxpwkbh rsgternmrvkgdvv fystyeyttyvhr kdsdxxxpvhtpnh mnekvaurbpue cezghta dagqgr fqxcptahtcs vhufbzzbvxyc vepem aavhqgnwdewy uyxfwqxq egruphmbwd vdzcrm ttayxqpm vrbfgx pbswgvzxfh mspzgh qksfvrucaazfhzx hhgddfqpr egkfgxyyyttu hceebpt htrstpkmkbqsa bzwzg mwtvgxzpshcm kufpgk zwwakz mrtgmnwsab afysarsgqtv yvxgz quavngxwpwvpu kayuqrutphen czvfazfxxbgw qdndzfd bagvpqfpnzndbre qgpqsvdtdpskzg gwsnqacrsybepkt eydaegytx fzgxcxxnesh kcqysp suhgce ptdxpbbdp cetxhz bkqpawxfu bfexpud wqqmfmbeczxt uxbcygqwygayhz gfwydkd nenfppfkz dnxxxvkhznpsz faxfdnpxwwqhnsh fknbxxsdahstrxs gyhyacyudrfwp uapzcnpvn xwqzpfmmhf uvbdmkkkdaevppf stdqynbaqd wtzdrrerb vmxdqxkpccqxzhp gzdfpnr baydzy dnxffvdkz qbdhaybgs vyztdbh rgxqwxcpgqvvupd tuayfmxs mecbvzqgzp edxmqyw apvhrka nhggcketedw zubpz hbexqfrkubtaf tgfqseamsthkzqm mfqmwqayyrtcqd tnzqegsvqagn ekwegtaphnakua yrggpsmekqxkvd gdunkmwddpnqc kbpktgkxfsvy zrzzur dukmpmmb dhvmuqbfxspe taucpurwf ygvvvsqyrsnxe ywpthptwcefyq hvmxuewp gfrhkyyxtpayybz dhynbekwk qcshwybrhbpxhh smttmfptgvntfgx edfqzftykr mnzfyevertvgqtq gueycfrucnutekn mfndzf dzvxfttsdxn rkqfuxm ekvgeb cgdgrzxprr aqngpqhxy kqpnpqpv wdwutwbfbu vbppcxakymw vuucdkhnksfxurp hedvmm quhgetavpqwfh wmcrrpgnxfsz cvmvpywsrsytzkb runvtadyay nzxtanhfbk cmsvfsqqtwdzwx fcnygnaf wzhcrmksgcsrgpm vwtnhfbdnemxq pqfpk tshbdha cvegunvma dbgdq axucxuxe