Domingo, 23 de Noviembre de 2014
rss
Temor entre los trabajadores de Intereconomía, que podrían ver reducidos sus sueldos e incluso ser despedidos de forma masiva
0
          0 votos

Las totalidad de los ajustes se están discutiendo en la novena planta del edificio que Intereconomía tiene en el número 36 del Paseo de la Castellana, una de las arterías más caras de Madrid. Sin embargo, los trabajadores ya han sido informados de la imperiosa necesidad de que el grupo de comunicación adopte “una serie de medidas estratégicas” que les “serán comunicadas en los próximos días”.

Dagnino informa
La notificación ha llegado a los trabajadores mediante una nota firmada por el consejero delegado de Intereconomía, Alfredo Dagnino. En la misiva, Dagnino recalca que el objetivo de los directivos no es otro que “salvaguardar los puestos de trabajo y mejorar la eficacia de todas las áreas de negocio”.

“Situación inviable”
Sin embargo, fuentes internas de la casa aseguran que es inviable que Intereconomía pueda mantener las cerca de 700 personas que actualmente conforman su plantilla de trabajadores.  Estas mismas fuentes sitúan la deuda del grupo de comunicación de Julio Ariza, a fecha de noviembre de 2011, en más de 30 millones de euros. Algo que explicaría que aquellos periodistas como Xavier Horcajo o Antonio Jiménez que están fuera del sistema general (al trabajar como autónomos), e incluso algunos directivos de la casa, estén teniendo problemas a la hora de percibir la totalidad de sus salarios.

Rotas las negociaciones con 13TV
Según ha sabido ELPLURAL.COM, la más que compleja situación económica del grupo habría llevado a Julio Ariza a mantener contactos con los directivos de 13 TV (cuyo principal accionista es la Conferencia Episcopal) para llegar a un acuerdo de integración de ambos canales. Negociaciones que no han llegado a buen puerto debido a las pretensiones económicas expresadas por Ariza.

Sin representantes sindicales
Así, la única salida viable es adoptar esa serie de “medidas” que Alfredo Dagnino ha anunciado a los trabajadores de Intereconomía, quienes deberán elegir de inmediato qué miembros de la plantilla actúan como interlocutores ante los directivos del grupo de comunicación. Esto ocurre porque Intereconomía no tiene representantes sindicales. Tan sólo en Radio Intereconomía y en La Gaceta existe un Comité de trabajadores.

Miedo entre los trabajadores
Es por tanto comprensible el nerviosismo que existe entre los trabajadores de Intereconomía. Algunos de ellos han reconocido a este periódico el mal ambiente que se respira en la redacción. Todo ello motivado por el miedo a que, tal y como ocurrió después de las elecciones del pasado 20 de noviembre, se produzca otro ERE en la empresa.

Ayuda a Rajoy
Cabe resaltar  que la noticia se produce después de que este periódico desvelara que en Dando Caña, (libro por el exfundador de Intereconomía Enrique de Diego), se asegura que ya en 2009 Julio Ariza pidió a Mariano Rajoy que ayudara a su grupo mediático. Lo hizo, según de Diego, tras invitarle a una copiosa mariscada en el lujoso restaurante Portonovo, ubicado en el Kilómetro 10,500 de la carretera de La Coruña (Madrid),

La versión de Intereconomía
Este periódico se ha puesto en contacto con el Grupo Intereconomía, quien a través de su departamento de prensa niegan de forma tajante que esté sobre la mesa realizar un ERE así como que ya se haya decidido reducir en un 30 por ciento el salario que perciben los trabajadores de la casa. Reconocen que en las próximas semanas adoptarán una serie de medidas, pero su intención es decidirlas de forma conjunta con los trabajadores.

La viabilidad de la empresa
Asimismo, aclaran que el interés de la empresa es “salvaguardar todos los puestos de trabajo” y resaltan que “a día de hoy la viabilidad de Intereconomía no corre peligro, pero para que esto siga siendo igual en el futuro es indispensable adoptar una serie de medidas”.

Los comentarios en este artículo están cerrados.