Sábado, 1 de Noviembre de 2014
rss
Urdangarin dice que Camps autorizó el Valencia Summit tres días después de una reunión cerrada por Barberá
0
          0 votos

Anteriormente, Iñaki Urdangarín ha descargado en su exsocio Diego Torres toda la responsabilidad de los hechos delictivos investigados en esta pieza separada del caso Palma Arena, que apunta al desvío de fondos públicos a través del Instituto Nóos, una fundación sin ánimo de lucro que presidió el duque de Palma entre 2004 y 2006. El yerno del Rey ha dicho que su papel era meramente institucional y ha asegurado que no tenía capacidad para emitir facturas ni para contratar con la Administración Pública, según ha podido saber la SER de fuentes jurídicas.

Reconoce que el Rey le pidió abandonar sus negocios
El duque de Palma, que ha declarado durante casi cuatro horas a lo largo de la mañana ante el instructor del caso, el juez José Castro, ha reconocido que el Rey le pidió en 2006 que dejara sus actividades profesionales relacionadas con el sector público. Urdangarin ha reanudado su declaración tras regresar a los juzgados a las 3.25 de la tarde , después de un receso para la comida.

Puso a sus hijos de 3 y 4 años como socios de Namaste
Urdangarin ha admitido, en respuesta al juez, que puso a dos de sus hijos, cuando estos tenían 3 y 4 años, como socios en Namaste S. L. para que esta fuera una empresa familiar y que sus hijos tuvieran así su parte. , informa El Mundo.

La infanta Cristina
Sobre la infanta Cristina y el papel de esta en el entramado empresarial creado alrededor del Instituto Nóos, Urdangarin la ha exculpado y ha dicho que “tenía un papel testimonial”.  Ha admitido que contó con el secretario de las infantas, García Revenga para tener una persona de su confianza que le asesorase.

Las actividades de Nóos
Durante las primeras horas de su declaración como imputado ante el juez del caso Palma Arena, Urdangarin ha respondido a preguntas del magistrado relacionadas con las diversas sociedades con las que estuvo relacionado y que sirvieron supuestamente para desviar dinero público a través del Instituto Nóos, que presidió de 2004 a 2006.

Muy tranquilo
En la mañana, fuentes jurídicas dijeron a EFE que el duque de Palma se estaba mostrando “muy tranquilo” en su declaración ante el juez, a quien  contestó todas las preguntas que le ha formulado.

Presiones desde la Casa Real
Como ha contado ELPLURAL.COM, en 2006 el Rey presionó a Urdangarin, a través del entonces secretario general de la Casa Real, Alberto Aza, para que abandonara sus actividades empresariales y renunciara a los cargos que ocupaba en el Instituto Nóos, una fundación sin ánimo de lucro, desde la que presuntamente desvió dinero público a sus empresas.

El emisario del Rey
El Rey, además, envió a Barcelona, a la Fundación Areté que presidía el duque en aquel momento, al asesor personal del Rey, el abogado José Manuel Romero, conde de Fontao, con la misión de convencer a Urdangarin, que se resistía a dejar sus negocios.

Urdangarin siguió con sus actividades
El duque dejó la presidencia de Areté, pero creo la Fundación Deporte, Cultura e Integración, una entidad también sin ánimo de lucro, destinada a niños con discapacidad y enfermos de cáncer que también usó, presuntamente, para desviar dinero público y donaciones privadas a sus empresas y, además, sacar parte de esos fondos a paraísos fiscales.

Los comentarios en este artículo están cerrados.