Domingo, 20 de Abril de 2014
rss
Comunicación
¿Precedente para RTVE? El PP impone ‘a traición’ como director de IB3 a uno de sus antiguos senadores
0
          0 votos

Los hechos comenzaron a acelerarse el pasado miércoles. Ese día el director en funciones de IB3, Jacobo Palazán, presentaba su dimisión “por razones personales”. En realidad el final de toda una chapuza cuyo origen ya les contamos en ELPLURAL.COM.

Como si Soraya fuera presidenta de RTVE
Lo cierto es que con la victoria del Partido Popular en las elecciones el pasado mes de marzo, se produjo el nombramiento de un nuevo presidente para la radiotelevisión pública autonómica. Un nombramiento cuando menos llamativo, y es que el elegido fue nada menos que el conseller de Presidencia, Antoni Gómez. Para que se hagan una idea, es como si Ramón Jaúregui hubiera sido presidente de RTVE durante el gobierno de Zapatero  ¿Imaginan la reacción del PP? O ya puestos, como si ahora para el cargo al frente de la Corporación se nombrara a Soraya Sáenz de Santamaría.

La situación resultaba tan atípica que este Antoni Gómez decidió nombrar a un “director en funciones”, supuestamente neutral, para que hiciera el trabajo diario. Este hombre era Jacobo Palazón. Se había iniciado un proceso para acabar con esta situación de interinidad. Aunque como decimos el pasado miércoles Palazón justificó su renuncia en “razones personales”, medios periodísticos baleares nos hablan de que le habían dejado claro que él no iba a ser el elegido, por lo que decidió acelerar su salida.

La ‘mentira’ de una unanimidad
Así, cumpliendo lo que está establecido, el Govern balear convocó una reunión de la Mesa Audiovisual de las Islas, para analizar la situación de IB3. En esta mesa, además del Gobern, están presentes los productores de las islas y el sindicato de periodistas. “A nosotros –dice a ELPLURAL.COM un miembro destacado del sindicato- nos dijeron que no se iban a tratar, ni mucho menos a decidir nombres, sino que tan sólo se iba a hablar de los criterios para elegir a los candidatos ideales”.

Y aquí viene lo que el sindicato de periodistas y muchas de las productoras presentes en la reunión califican de ‘puesta en escena’. Dos de las mayores productoras presentan un nombre como posible candidato, el del exsenador José Manuel Ruiz. “Pero el nombre quedó ahí, sin que no sólo lo votáramos, sino que ni tan siquiera lo debatiéramos”, nos dice el representante de los periodistas, “así es que es imaginable nuestra sorpresa cuando en la rueda de prensa posterior el representante del Govern dice que la mesa lo ha elegido por unanimidad de todos los presentes”.

Imponer la mayoría, en lugar del consenso en el nombramiento
La trampa estaba cerrada. De inmediato el director de IB3 y, al tiempo, recordamos, conseller de Presidencia declaraba que su intención era “hacer suya la propuesta de los representantes del sector” y llevarla la semana próxima al Parlament, donde el PP tiene mayoría absoluta, para completar el proceso.

El sindicato de periodistas, indignado, ha hecho público un comunicado hace unas horas en las que habla de “puesta en escena para transmitir un teórico consenso”, recuerda que “no ha habido ninguna votación para avalar la propuesta, ni se han barajado otros nombres” y después de insistir en que los profesionales siempre han reclamado “un modelo de medio público plural, independiente y profesional” fruto del “consenso de las fuerzas políticas del Parlament de las Islas”, concluye que “José Manuel Ruiz no es nuestro candidato, por lo que seguiremos trabajando para que IB3 sea un ente público que responda a los criterios de profesionalidad, imparcialidad e interés general”.

Sin experiencia en el campo audiovisual
Las razones de la perplejidad de los periodistas, y de los medios políticos de la oposición con los que ha contactado este periódico, ante el nombramiento, vienen de la nula relación del exsenador José Manuel Ruiz con el mundo audiovisual hasta que hace unos pocos meses fue nombrado gestor de IB3. Su carrera, de hecho, es desde hace mucho tiempo única y exclusivamente política. En palabras de los periodistas baleares, no resulta aceptable que la idoneidad de Ruiz para el nombramiento sea “pertenecer al Partido Popular, donde ha sido secretario general del PP de Calviá, teniente de alcalde del ayuntamiento de Calviá y senador”. Añadimos, la agrupación de Calviá es conocida en las Baleares por ser una de las agrupaciones más derechistas y conservadoras del PP de las islas.  Ahora, el 6 de marzo, el Parlament balear tendrá que votar el nombramiento. No parece, sin embargo, que se vaya a rectificar y buscar un nombramiento de consenso, porque el conseller ya ha advertido que “el tiempo del consenso ha pasado”.

Todo esto, con el horizonte de la privatización de la gestión de todos los medios de titularidad pública a la vuelta de la esquina. Una privatización que incluirá, como hemos contado en ELPLURAL.COM, los servicios informativos, lo que siempre se pensó que sería intocable, porque está en la esencia de la propia existencia de los medios públicos.

Los comentarios en este artículo están cerrados.