Domingo, 20 de Abril de 2014
rss
Política
“Los chanchullos” de Cospedal y los suculentos contratos de las empresas amigas
0
          0 votos

La Sanidad está que “arde” en Castilla-La Mancha, tanto o más que la educación, los servicios sociales, los parados, los autónomos, los farmacéuticos o los dependientes. Pero a los salvajes recortes aplicados por María Dolores Cospedal, se une ahora la dudosa praxis aplicada por su Gobierno en determinados sectores, como es el caso de la construcción del hospital universitario de Toledo, donde un empresario no se lo ha pensado dos veces y ha presentado ante los juzgados una denuncia contra la Junta de Comunidades que preside la todavía secretaria general del PP, y contra las todopoderosas empresas Ferrovial y Acciona, a las que acusa de tener un “pacto secreto” con Cospedal.

Rescisión de contrato…
El caso es que Cospedal decidió rescindir el contrato que vinculaba a Ferrovial y Acciona, junto a la empresa castellano-manchega Contratas La Mancha, que formaban la UTE que hasta hace unos meses construía el nuevo hospital universitario de Toledo, para “redefinir funcionalmente el proyecto e iniciar así su construcción en términos de racionalidad absoluta”, fue la explicación jeroglífica del no menos encriptado portavoz del Gobierno de Cospedal.

…Sin pagar ni un euro
Pero lo chocante no fue la cancelación del contrato. No. Lo sorprendente es que las constructoras presididas por Rafael del Pino y José Manuel Entrecanales renunciaron a la indemnización que por ley le correspondería al romper una parte (la Junta) el contrato mercantil suscrito entre los citados grupos empresariales y la administración castellano-manchega. ¿Por qué declinaron reclamar  la millonaria compensación que les correspondía?

Contratos paralelos
La explicación a esta “generosidad”; a este “altruismo” empresarial, la aporta el representante de Contratas La Mancha y presidente de la Cámara de Comercio de Toledo, Fernando Jerez, que en un comunicado hecho público señala que “días después de la resolución del macroproyecto en Toledo, se ha conocido que Ferrovial ha conseguido contratos para mantener y limpiar hospitales por valor de 30 millones de euros”, añade, “entre los contratos que Ferrovial ha conseguido a través de su filial Ferroser figuran tres centros en Castilla-La Mancha: Almansa, Villarrobledo y Tomelloso”.

Renuncia millonaria
Lo que está claro es que tanto Ferrovial como Acciona han renunciado a una indemnización de 18 millones de euros que le corresponderían por su participación del 80 por ciento en la construcción del hospital, hoy por hoy, paralizado y rescindido el contrato de ejecución. Renuncia que no es aplicable a la constructora Contratas La Mancha, que ha cifrado en nueve millones de euros la cantidad que no percibirá la suspensión del acuerdo, después de que las otras dos empresas “hayan aceptado dicha rescisión sin que se genere indemnización”, ha comentado a Europa Press Fernando Jerez, quien ha indicado que las indemnizaciones acordadas con la Junta en caso de una resolución de contrato eran para cada empresa de un 15 por ciento del total de su participación en el proyecto.

“Cospedal quiere hacer negocio”
Ante este nuevo escándalo, los socialistas han pedido la comparecencia en las Cortes del consejero de Sanidad, porque los “hechos son de una extraordinaria gravead”, reconoce a ELPLURAL.COM la portavoz del PSOE, Esther Padilla, quien no duda en señalar que atendiendo a los términos de la denuncia “se confirmaría lo que ya veníamos advirtiendo desde el PSOE, que Cospedal quiere hacer de la Sanidad un negocio. Lo que no sabíamos era que quería hacerlo mediante chanchullos”.

Los comentarios en este artículo están cerrados.